martes, 27 de enero de 2009

UNA VOZ DEL PASADO (III)

Se sentía aturdida no sabia cuanto tiempo habia estado en el suelo, notaba el cabello pegagoso debía ser por la sangre, todo le daba vueltas, de pronto volvio a ver luz, era incapaz de enfocar bien los ojos, había recibido un fuerte golpe y el fulgor de la bombilla no ayudaba, oyo voces, no supo precisar cuantas personas habría alli, pero al menos dos estaban teniendo un discusion acalorada y se acercaban hacia ella. Recordo el telefono movil de ultima generacion que habia comprado hacía solo dos días, no le habia dicho nada a Fran pero se sentia vigilada, había sido un desembolso algo exagerado, pero estaba dotado con las ultimas tecnologias, y lo tenia configurado para que presionando cualquier tecla le llegara una llamada a Fran y este pudiera localizarla.
Instintivamente alargo su mano izquierda al bolsillo de su chaqueta, era ambidiestra, y jugaba con ventaja, y presiono una tecla, y sin darse cuenta empezo a rezar para que no se hubiera dormido, cogiera el telefono y fuera capaz de entender algo de aquel embrollo, porque ella no podia coordinar su mente. No podía precisar quien discutia casi encima de ella ni tampoco, que era lo que tan enfadados les tenía, solo quedaba esperar que el chisme funcionara.
Fran continuaba en el sofa, absorto, con la caja en el regazo y la mirada descompuesta, quien seria capaz de semejante mezquindad, quien habia podido no solo vulnerar su casa si no haberle dejado tan macabro presente. No sabía que hacer, si al menos pudiera ponerse en contacto con su amiga, pero sabía que no le gustaba que le moslestaran cuando estaba trabajando y no queria enfurecerla, Marta era todo un caracter, y tenía sus normas. El timbre del movil lo sacó de su sopor, los acontecimientos se precipitaban, nadie usaba ese telefono si no era en caso de urgencia, descolgo y espero a oir la voz de Marta al otro lado.
Una vez mas se sintio desorientado, oia una discusion que no entendía,_ porque tuviste que encender la luz, sin antes comprobar que la casa estaba vacia_ una voz femenina airada respondia, _quien iba a pensar que esa detective metomentodo no se había ido con el resto del equipo_ decidio grabar la conversacion, cuando la revisara con Marta seguro que podrian sacar conclusiones, las dos voces siguieron echandose la culpa mutuamente de la situacion, hasta que algo llamo la atencion del Forense. _ Podemos liquidarla, no es la primera vez que fingimos un suicicio y ha sido imposible demostrar lo contrario, recuerda lo que paso hace cinco años_ Fran se puso rigido, y la imagen de Magda cruzo por su mente, el jamas creyó la teoria del suicidio conocia demasiado bien a su hermana.
Aguzo el oido, las voces se alejaban del telefono, la mujer apuntaba_No nos va a servir el sucidio, tiene una brecha en la cabeza_ un nuevo silencio y la respiracion de Fran se hacia mucho mas fuerte, parecia un caballo desbocado, tuvo que alejarse del telefono y controlarse si no quería poner en un compromiso a la detective... cuando se tranquilizo, los dos individuos seguian maquinando que hacer con ella, al final la mujer decidio que lo mas astuto por su parte sería provocar un derrumbamiento en la zona mas deteriorada de la masía, y poner el cuerpo de la poli alli, eso explicaría la brecha en la cabeza, limpiarian la sangre de donde estaba y de esa forma preservarian su cuartel general.
Tenía que actuar rápido si queria salvarla, uso el numero de busca de Marta y convoco de nuevo al equipo en la Masía, necesitaba ganar tiempo, y no llegar demasiado tarde.La conversacion era un poco complicada de seguir porque no paraban de moverse por la habitacion, en un momento dado oyo su nombre, pero no pudo captar a que se referian, esperaba que ella recordara algo cuando se recuperara del golpe...
El equipo se encontraba mas cerca de la masía de lo que esperaba, la tardanza de su jefa les habia puesto en alerta y volvian a asegurarse de que tenía el trabajo controlado cuando sono el busca. El ruido del motor puso en alerta a los individuos de la casa, que decidieron inyectarle un potente amnésico, y alejarla de la puerta antes de que alguien entrara en esa zona... Las discusiones seguian entre ellos, sobre la cantidad que debían administrarle, pero debían darse prisa, todo su plan se vendría abajo si no eran capaces de preservar su campamento base.
Fran conducia a gran prisa hacia alli, el telefono seguia emitiendo la conversacion a intermitencias, iba a ser dificil sacar conclusiones de aquello, pero ahora lo mas importante era llamar a una ambulancia cuanto antes, paró el coche, tomo nota del medicamento que le habían administrado, seguro les sería de utilidad. Cuando llego a la masía, el equipo estaba socorriendola y habia llamado ya a una ambulancia, se les olvido todas las precauciones que se toman en el lugar de un suceso.
Dejó a Marta en el hospital, le proporcionó al médico el nombre del medicamento que le habian administrado, y se dirigió a casa, se pusó comodo y se tomó un cafe bien cargado,algo más reconfortado se dispuso a guardar en un cd la conversacion, tardaría aún unas horas o quizás dias antes de poder sacar nada en claro, pero no podía arriesgarse a perder los datos, alguien estaba jugando con el, manejando los hilos como si fuera una marioneta, y esa sensacion no le era nada agradable. Hizo varias copias y mando una por mail al ordenador de Marta y otra al de su despacho, sería dificil perder todas las copias, dejaria una en casa por si le vigilaban, y las otras las escondería estrategicamente.
Empezaba a creer que alguien tenía poderosas razones para querer verlo fuera de juego y no iba a cejar en su empeño por destruirlo y en su intento se llevaría por delante todo lo que se pusiera en su camino. Pensó en ella, no merecía que la arrastrara con él, pero se dio cuenta de que no era él quien movía los hilos, tendrían que seguir jugando a su juego. Despues volvio a mirar el contenido de la caja, se le revolvio el estomago, quien podia ser tan cruel para semejante carnicería, se puso unos guantes de latex y saco uno a uno los cincos dedos y el resto de la mano, al ponerlos encima de la mesa de trabajo se dio cuenta que no todos los dedos pertenecian al muñon que descansaba en el fondo de la caja, había dos dedos pulgares, y unos estaban mas cuidados que otros.
Siempre llevaba en el maletín bolsas para pruebas, metió la caja en una de ellas, y visto que no iba a poder conciliar el sueño y ya estaba amaneciendo se acercó al instituo forense. El aire frio de la mañana azoto su rostro y le devolvió la energía para afrontar el día, llevaba casi veinticuatro horas sin pegar ojo y sus movimientos eran lentos. Alli en las cámaras frigorificas estaban los restos encontrados en la masía, poco podría hacer sin las cabezas, pero al menos jugaria un rato a los puzzles... se sonrio para si mismo, bonita forma de llamarlo.
Tras dos horas de arduo trabajo, determinó que los restos pertenecian a cinco personas diferentes, o los que habian atacado a Marta tenían una alto historial delictivo, o habían cometido un robo en algun camposanto. Ahora le tocaba el trabajo a ADN para terminar de armar el puzzle, tendrían tambien que procesar los alrededores de la masía por si habían alli mas pistas. Sin duda una ducha le vendria bien, más tarde pasaría por el hospital para ver como estaba ella, se dirigió a casa, sin pasar por su despacho, el trabajo burocratico tendría que esperar.
A medio camino sonó el busca, paró el coche y llamo a su ayudante, era un joven con escasa preparacion pero con muchas ganas de aprender, si se lo proponia llegaría muy lejos, entre sollozos le explico que alguien habia entrado en su despacho, había muchos expedientes por el suelo, y una caja dirijida al Jefe de la unidad Forense, intento moverla para ponerla encima de la mesa, pero estaba manchada de sangre. Fran dijo un adios resignado a esa ducha que tanta falta le hacia y volvio de nuevo al trabajo. Algo en todo aquello le estaba oliendo muy mal, encontró a su ayudante hecho un manojo de nervios, comprobó que alguien habia entrado en su odenador pero no había conseguido sus claves, se puso unos guantes y procedio a abrir la caja.
Un grito se quedó ahogado en su garganta, los ojos se le desorbitaron, y una palidez extrema cubrió su rostro, su ayudante se estremeció pero no oso acercarse a él, fuera lo que fuera, no era propia de Fran esa reacción lo tenía por un hombre de sangre fría, capaz de enfrentarse con entereza a las situaciones, pero el contenido de aquella caja tiraba por el suelo las hipotesis y teorias manejadas por el las ultimas horas. En la caja habia una cabeza y un acertijo, has visto meigas, haberlas haylas, recuerda el robledo.
Fran reconocería ese rostro en cualquier parte por más años que hubieran pasado, seguía teniendo las cicatrices de la infancia y esos remolinos tan caracteristicos en la cabeza. miles de preguntas se agolpaban en su mente, sin respuestas, y Marta no podía ayudarle a ensamblar piezas, le pidió a su ayudante que ordenara los expedientes pero con guantes, volvio a cambiar las claves del ordenador una vez mas y llevó la cabeza al depósito. Ante el se abrían demasiadas incognitas iban a ser días muy duros pero necesitaba una ducha y descansar.
LLegó a casa y le asalto la misma premonicion del día anterior, alguien se había paseado a su antojo por ella, se metio directamente en la ducha no quería mas sorpresas eran las once de la mañana y el día ya venia cargado. Sonó el telefono, no le hizo caso, el contestador recogería el mensaje, ya en la ducha oyo la señal y una voz diciendo hola Franky un día movidito?, pues solo ha hecho que empezar....

7 comentarios:

Rosana, alias Roxx dijo...

Halaaa, ahora una cabeza...!!! Me matas con el suspense txata, solo espero que no seas tan mala como una que tu y yo sabemos, y nos tengas en ascuas demasiado tiempo. De esto se puede sacar una peli, ¿sabes? Y de las buenas. Besazos, reina.

Mundo Animal. dijo...

HOLAAAAAAA ESTA MUY BONITA LA ENTRADA GRACIAS POR COMPARTIRLAAAAAAAAA BUEN DIA PARA VOSSSSSSS CHRISSS

Rosy dijo...

que bella historia, esperare por la siguiente nos metes mucho en el relato un beso y buenas noches

Ardilla Roja dijo...

Hija mia! menudo suspense!!

He visto el mensaje que has dejado en mi libro. Muchas gracias!! y quiero decirte, que por supuesto eres bienvenida.

Yo iré de vez en cuando echando un ojo a lo que cuezas por aquí.

Hasta pronto :)

Isi dijo...

Cachis! Carmina lo siento, se me había pasado la entrada y ahora no me da tiempo a leerla...¿me perdonas? Juro que el lunes la leo..sorry!!!!!!

Pasaba por aquí para desearte un buen fin de semana!!!

Un beso enorme, guapetona!

Cardenal Farenas dijo...

Buen día! Buen día, se puede? Vine a conocer tu blog y encontré dos muy interesantes a falta de uno. Qué buenos que están.

Sabes? creo que vendré muy seguido (no tendrás problemas con la curia, espero) ya que me encantan los cuentos originales y este me ha atrapado tanto, que aunque empecé la novela en el tercer capítulo, me pondré a leer los dos primeros en el curso del día.

Así que voy a agregarte -con tu permiso... o debería decir "sin tu permiso"- en la lista de las actualizaciones para seguir al tanto de nuevas entradas tuyas.

Bendiciones dejo en el contestador automático

Isi dijo...

Dios! qué suspense chiquilla!!!! quiero el siguiente capítulo!!!

Claro, que pobres protagonistas, no me gustaría estar en su lugar! jeje.

Besitos guapetona y que tengas un buen lunes y una buena semana!!