jueves, 25 de noviembre de 2010

Dia internacional contra la violencia de género.

Siempre hay que tener un motivo para volver, el tiempo se me escurre de las manos, pero hace meses que me planteo darle un vuelco a este blog, hacer de el un lugar donde tengan cabida mis inquietudes mientras regresan las musas, que se fueron de viaje tiempo ha y han decido quedarse allí donde se fueran. Como decía todos los motivos son buenos, pero sin duda este lo es con mayúsculas.
Tengo que reconocer que no me gustan los días internacionales de cualquier cosa, y sobre todo si van dedicado a algo como la violencia de género que tendríamos que tener presente todos los días de nuestra vida y luchar con ella con todas nuestras fuerzas, tanto la blogosfera como facebook y me imagino que twiter y cualquier red social estan llenos de ejemplos de lucha, de mujeres que denuncian situaciones que las han reducido a meras marionetas y de profesionales que se dedican a dar una salida a estas mujeres, a insuflarles valor para seguir luchando y para que se atrevan a decir el ya basta.
Es un tema complicado que sólo puede testimoniar quien lo ha vivido en primera persona como victima o como profesional en contacto con estas victimas. Por más campañas que se hagan, por más que manifestaciones, concentraciones, actos simbólicos, si las personas que estan viviendo este infierno particular no son conscientes de que eso no es amor, y que les mata incluso la dignidad poco podremos hacer.
Me ha gustado el gesto que han tenido alumnas del IES al que asiste mi hijo, por regla general no me entero de lo que allí sucede pero hoy era día de votaciones al consell escolar del centro y he aterrizado en el momento estaban rindiendo su particular homenaje a estas mujeres luchadoras, estaban cantando la canción de Bebe que si bien siempre me ha parecido genial hoy ha cobrado en las voces de estas chicas tan jovenes otra dimensión todas ellas iban ataviadas de negro con un lazo morado, y en el salón de actos del centro, a la puerta del mismo un gran lazo negro recordaba a todas las victimas que no tuvieron la suerte de sobrevivir.
Ojalá todas las mujeres que en algún momento se hayan sentido amenazadas por el hombre del que un día se enamoraron sepan capaces de escuchar la cancion de Bebe de hacer suyas su letra, de tener valor para empezar de nuevo, con su dignidad maltrecha pero alta... Va por todas aquellas mujeres luchadoras, que se dejan la piel día a día en un ejercicio ingrato, puesto que no siempre son capaces de convencer a las mujeres de que denuncien, de que es posible una vida lejos de su agresor, de que el amor no es posible sólo en una dirección, que para amar hacen falta dos y amar no es maltratar....

8 comentarios:

pinkbijou dijo...

Hola!! solo me pasaba por aquí para mandarte un abrazo y decirte que me ha gustado leerte por estos lares
Besotes

pinkbijou dijo...

upsssss ¿sabes quien soy. no??? jajajaja
besotes

Carmina dijo...

jejej gracias preciosa y por supuesto que se quien eres, no creias que me ibas a despistar con el nick?

pinkbijou dijo...

si es que a veces no sé con cual entro y al verlo publicado me he dado cuenta de que no era el mío de siempre!! jajajajaja , esto de tener varias identidades es lo que tiene
Un besazo

Ángel Iván dijo...

Algo que a mi me sorprende terriblemente es que existan aún chicos (masculino) -teoricamente educados en un ambiente de igualdad y respeto- que tengan un concepto de la relaciones con connotacioes de propiedad. No sois de nadie ni perteneceis a ningún hombre.
Un beso y un fuerte abrazo.

Mateo dijo...

Saludos, Carmina.
Me alegro de tu vuelta. Seguro que tienes muchas cosas que decir. Lo acabas de demostrar. En mi cole hicimos también nuestro sencillo recordatorio. Nuestro mural de denuncia fue producido con cada granito de arena que todos pusimos.
Lo lamentable de la violencia contra las mujeres es que miramos hacia otro lado y la sociedad no acaba por desterrar de su cultura la posesión del ser amado.
Un abrazo.

Aldhanax Swan dijo...

Qué bello texto reflexivo, es verdad, la violencia de género es un infierno que muchas mujeres viven y no siempre es fácil poder salir de ello. Y lo peor es que hay mucha gente que piensa que es tan sencillo como irse y listo, si fuera tan fácil no vivirían en ese infierno.
Besos.

XoseAntón dijo...

Felices Fiestas, Carmina, que el Nuevo Año sea generoso en su fortuna contigo.

Bikiños